Encadenad@s a páginas: Esto va sobre portadas
viernes, 22 de agosto de 2014

Esto va sobre portadas

Una cosa hay que admitir. Todos juzgamos los libros por sus portadas.
¿No os ha pasado nunca? Encontrar el libro perfecto —ese libro que oh, tan bien te han hablado y tan atrayente sinopsis tiene— pero luego, ver su portada y reaccionar ante ella como: 


Me ha pasado. Y mucho.
Ahí es cuando entran en juego las editoriales, tras meses y meses de espera, y, por fin, cambian las portadas. A veces ese cambio va para bien, pero otras veces... simplemente no.

Vamos a dar algún ejemplo: la saga Covenant. 
La saga Covenant, de Jennifer L. Armentrout, tiene unas preciosas portadas originales. Pero claro, llegan los libros a España y la editorial Kiwi saca esto a la venta:


¿Qué es esto? Por favor. Tras leerte el libro esta portada, esta chica tienen sentido. ¿Pero sino? Es una chica vestida con ropa de abrigo. ¿Dónde va? ¿A la montaña? No.

Pasó un tiempo y la editorial se dio cuenta de que esto no era bonito y sinceramente no llama la atención. Solo encontraron una solución al problema: ¡un cambio de portada! Y que gran idea. Decidieron, ni más ni menos, que publicar la versión española con las portadas originales.


 ¡Que diferencia! Que bonitas. Ahora sí que estos libros dan gusto. 
No sé si soy yo o los libros con personas en las portadas me desagradan. Esto, en cambio, es otra historia. Llaman la atención, atraen. Son flores creadas por ¿qué? ¿humo de colores? Tiene cierto rollo misterioso. ¿Qué hay dentro de esos libros? No lo sé, vamos a comprarlos, a leerlos. Oh, sí. Premio.

Otro ejemplo: libros de Stephanie Perkins.
Todo el mundo sabemos que sus libros tienen unos títulos un poco... ¿cursis? Lola y el chico de al lado y Un beso en Paris. Si no fuera porque son libros de Stephanie Perkins, por los títulos ni me hubiera fijado en ellos. Y mucho menos por sus portadas:


¿Qué es esto? ¿Y ese pelo que tiene Lola? ¿Y la pareja que ni siquiera se ve en el banco sentados? Um... no. Paso de largo. 
Pero entonces, una maravilla (que por cierto sigo esperando que pase en España) sucedió:


¿Oís a los angeles cantar? ¡Aleluya! Ya ni siquiera ves esos títulos, solo ves Paris, San Francisco, NYC (¿eso es Nueva York o veo mal?). Ves los bonitos colores. Sí, esto es otra cosa. 

Pero no todos los cambios van para mejor. Veamos el caso de Vampire Academy.


Sinceramente sus portadas no me llaman mucho. Vale, tienen su punto: representan a los personajes de la saga. Pero mirándolos detenidamente, no te dice nada acerca del libro. Con estas portadas no puedes deducir que pasará, o de que se trata. No te transmiten ninguna emoción. Solo son caras. 
Así que cuando supe que iban ha hacer nuevas portadas, no podía estar más feliz. Esta maravillosa saga se merecía más que esto...


... pero esto fue inesperado. Vamos a ver, ¿qué es esto? ¿VA? Son solo las iniciales de la saga. Nada más. ¡Pero bueno! Al menos son cada una de un color, para poder distinguir los libros. 
Honestamente, las portadas viejas tenían algo de personalidad, se diferenciaban entre ellas, y mostraban más del libro que estas... 

¡Otro ejemplo de eso!


¡La saga Lux! Esta saga es una de mis favoritas, pero eso no me impedirá criticar las portadas. Veamos... Una chica y un chico... ¿Los protagonistas? Oh, sí. Esta historia seguro que va de amor. Y seguro que algo le pasa a la chica porque ¿dónde está en la cuarta portada? ¿Y porqué no se le ve la cara en la primera? Basta. 
Lo único bueno es que el modelo de estas portadas es Pepe Toth y ÉL es Daemon Black. Pero... ¿estas portadas no las habéis visto ya? Como... ¿en otros libros?

Oh, sí. Hola Pepe, ahí estás.


Y ahí.

Y en numerosas portadas más.

En fin, que por lo menos la saga Lux tiene (o tenía, mejor dicho) portadas con personalidad al no cambiar de personas para las portadas de cada libro y poner a los protagonistas (y realmente ves que son ellos). Pero de todos modos sí necesitaban un cambio.


Y... este fue el cambio. Siento que voy a llorar de la decepción. No solo ponen dos libros en uno (cosa que no me acaba de gustar) sino que no mejoran realmente las portadas anteriores. Hola Kat, ¿qué te ha pasado en la cara y en el ojo? Y tampoco es que acabe de entender el porque de este reagrupamiento... ¡Onyx y Opal se complementan! No es como si fueran dos historias separadas dividías en dos libros... En fin, al menos la editorial española lo hizo bien y publicó estos libros con unas de las portadas que más adoro.


¿No os parece que son preciosas?

Por otra parte, a muchos otros libros les pusieron al principio portadas que simplemente no estaban al nivel del libro. Shatter Me, por ejemplo:


Lo único que alabo de esta portada es que brilla. Por lo demás, podéis alejarla de mi vista. Está bien, esta saga no la he leído. No me llama. Pero tras ver esta portada, la saga me llama mucho menos.
Al fin, tras poco tiempo, la editorial cambió las portadas para continuar con la serie por esta preciosidad: 


¡Magnifico! Creedlo o no, estas portadas me transmiten muchísimo más sobre la saga que cualquier otra cosa. Y en mi opinión son preciosas. Se puede ver perfectamente el cambio de la protagonista a través de sus ojos (deduzco que son los suyos): frialdad, dolor, soledad, y poco a poco surge una evolución, un cambio que la ayuda a superar todos los obstáculos. ¿Me equivoco?

Estos son solo algunos de los ejemplos. Seguro que hay miles más.
Puede que, al fin y al cabo, no sea lo mejor juzgar un libro por su portada porque, como hemos visto, historias fantásticas están ocultas tras portadas que te provocan ganas de arrancarte los ojos. Pero aún así, siempre es inevitable. 




¡Y eso es todo! Espero que os haya gustado. Realmente quería escribir sobre este tema porque es algo que me ha llamado la atención. Y ya desde hace un tiempo. ¿Qué os ha parecido? ¡Contadme! Valoro muchísimo vuestra opinión.
¡Nos leemos pronto! ¡Adiós!

5 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada y la verdad es que muchas veces he dejado de coger un libro por la portada. Más que nada porque si veo un chico o una chica voy a pensar inmediatamente que es de amor o de algo que no me gusta. Y así.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja tienes la total razón sobre las portadas ! :D Hay algunas que simplemente jamás tuvieron que ver la luz o se pasan de sosas :P O sea, juzgar un libro por la portada es malo, pero cuando ponen cosas tan feas están pidiendo demasiado jajaj
    Besos, nos leemos ;)

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la entrada ^^ Yo como vivo en Goodreads siempre suelo ver la portada original además de la española, y hay de todo, DE TODO, pero bueh aunque eche para atrás si la historia es buena lo venden, en teoría, aunque sí que es cierto que hay algunas portadas que funcionan como un insecticida, la editorial tendría que saberlo, algunas no tienen perdón...

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Una entrada muy genial y original :) Yo pienso muchas veces que se han fumado los editores para sacar algunas portadas tan horribles y como el autor/a ha sido capaz de admitirla. Porque, yo escribo un libro y la portada es horrorosa y ya estoy armando la de Dios para que me la cambien, vamos, como si la tengo que hacer yo! jajajaja
    Un besooo <3

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Se te han olvidado las Maravilloso Desastre, que antes no es que fueran las mil maravillas, pero ahora u_u
    Esta ha sido una entrada bastante curiosa pues yo soy una superficial en el tema de los libros y siempre me atraen más los que tienen mejor portadas.
    A mí las portadas de VA me gustan más depende de qué libro. La de Last Sacrifice me gustan más en la nueva pero Shadow Kiss es mejor en la vieja.
    Me alegro que a Shatter Me le cambiaran la portada xDD

    Besos<33

    ResponderEliminar

 

Plantilla hecha por Living a Book.